· 

Multa en zona azul

Hace un par de meses estuve en el centro de valoración para la revisión de la discapacidad. Este es un tema curioso, que necesitaría una reflexión mucho más profunda.

No entiendo muy bien que, en casos como el mío en el que la discapacidad corresponde a la amputación de varios miembros, haya que revisar el grado de discapacidad. Lo mío no tiene posibilidad de mejora, pero la valoración también tiene en cuenta mi grado de adaptación a las prótesis y, por ello, me reducirán el porcentaje.

 

Como consecuencia de mi buena adaptación, ya no se me considera "usuario de silla de ruedas", aunque haya ciertos días que no puedo usar mis prótesis debido a las heridas, llagas, o dolores que de vez en cuando me producen. Dichos días afortunadamente no son la mayoría, parece que no cuentan... en resumen, que con respecto al grado de discapacidad, el esfuerzo que uno hace y el afán de superación al final penalizan.

 

El caso al que voy es que la tarjeta de aparcamiento también tocaba renovarla debido a que tenía fecha de caducidad para Enero de 2019 y, el funcionario me comentó que se me concedería la renovación de la misma (aunque ya no por ser "usuario de silla de ruedas"). El problema es que para enviar la nueva tarjeta la administración lleva mucho retraso y me dijeron que podrían pasar varios meses hasta que la recibiera en casa. Ante mi pregunta de que entonces qué hacía para aparcar, ya que mi tarjeta estaba caducada, me dijo que se aceptaba que pusiera la solicitud de renovación junto a la tarjeta antigua. Es como el caso de ir con el DNI caducado y el resguardo de haber solicitado la renovación.

 

Así que el fin de semana pasado fui a visitar a la familia a Cartagena y, como la plaza de movilidad reducida cercana estaba ocupada, aparqué en zona azul. Coloqué mi documentación (tarjeta azul junto con la solicitud de renovación) en el parabrisas tal y como me dijo el funcionario que podía hacer y subí a casa.

Cuál fue mi sorpresa cuando a la mañana siguiente fui a coger mi coche y me encontré con el papelito en el parabrisas. El motivo es que "no coloqué el ticket o tarjeta correspondiente". No se si fue porque la tarjeta estuviera caducada y no le valía que estuviera en fase de renovación o simplemente el controlador desconocía que la normativa me permitía aparcar ahí sin poner ticket.

 

Esperé un rato junto al coche a ver si pasaba algún controlador que me diera una explicación, ya que en otras ocasiones me habían informado de que no era necesario colocar el ticket en zona azul si tienes tarjeta de movilidad reducida, pero desgraciadamente no encontré a nadie que me pudiera aclarar el motivo de la denuncia. 

Posteriormente me informé con la autoridad competente a ver si me lo habían dicho mal o había cambiado la normativa, pero me confirmó que, efectivamente no es necesario poner ticket en mi situación.

 

Así que me quedo sin saber el motivo real de la denuncia. Me gustaría que fuera un exceso de celo y no desconocimiento por parte del controlador. Si así fuera, pagaría con gusto la multa si no volviera a ver un vehículo estacionado irregularmente en las plazas reservadas, tal y como me pasó estas Navidades, pero soy pesimista y me temo que la cosa no va a cambiar sustancialmente.

 

El caso es que debido a la lentitud de la administración yo sigo con una tarjeta caducada después de 2 meses y una bonita multa.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Alberto Gomez (lunes, 11 marzo 2019 00:00)

    Son una panda de chupopteros y solo les interest recaudar. Después te quejas y te aburren con papeleos hasta que lo dejes por vencido. Y así siguen chupando