IMPRESCINDIBLES Y DESCARTABLES

 Aquí iré enumerando el equipamiento, herramientas, accesorios, etc. que vaya considerando imprescindibles para nuestra vida, así como otros que en mi experiencia no lo son tanto y se puede pasar sin ellos.

no puedes pasar sin...

Actitud

Como dice el gran Valentí San Juan, para conseguir los objetivos hay que tener actitú. Es verdad que no es lo único, pero normalmente una buena actitud positiva se acompaña de mucho trabajo y, con ello, la recuperación se consigue a mayor velocidad y de algún modo, el estado final que podemos alcanzar es mucho mejor. La cultura del esfuerzo suele tener sus recompensas en la vida y, si no lo conseguimos, al menos podremos dormir tranquilos cada noche sabiendo que por nosotros no ha sido el que no alcancemos el objetivo marcado. Hay que aprender a disfrutar de cada paso que damos en la vida, en vez de ir sufriendo mientras esperamos a llegar a la meta.     


Rehabilitación

No te saltes la rehabilitación, únicamente bajo circunstancias especiales o extremas. Pero en general, debes ir siempre, ya que se avanza muchísimo y se aprende más, no sólo con los ejercicios de bipedestación (mantenerse de pie), equilibrio, caminar, escaleras, rampas, fortalecimiento del tren superior y tantos otros. Sino que  también aprenderás cuidados del muñón, comportamiento postural y trucos sobre los problemas que te vayan surgiendo en el día a día. Pero no te tienes que limitar a la rehabilitación, es importantísimo continuar fuera moviéndote y haciendo cosas. Ten en cuenta que si sólo trabajas 1 hora en la rehabilitación de las 24 horas que tiene el día, y cuando llegas a casa te quitas la(s) prótesis y te sientas en el sofá el resto del día no vas a conseguir el objetivo. Lo que realmente nos va a hacer caminar bien y volver a recuperar nuestra vida es lo que consigamos hacer por nosotros mismos. Si te ves preparado cuando llegues a casa intenta no coger el ascensor en el bajo, sube el 1º por las escaleras y si quieres ya cógelo ahí (es más fácil subir que bajar). Conforme vayas cogiendo fuerza y confianza intenta subir más pisos, o subir, bajar y volver a subir… invéntate tus trucos para ir trabajando también fuera del hospital.    


SILLA DE RUEDAS

Es imprescindible una silla de ruedas (o muletas para amputados de una sola pierna), con el fin de tener movilidad al ir a la cama y también al levantarse. Aunque se podrían hacer las cosas sin ellas, se convertiría casi en un reto propio de Tom Cruise en MISSION: IMPOSIBLE. Siempre que te quites las prótesis debes tener la silla a mano, por lo que pueda pasar, si tienes que moverte rápido a algún sitio (por ejemplo, si llaman a la puerta).

MULETAS

Aunque terminarás por no utilizarlas a diario (ojalá), es bueno disponer de ellas por si un día te duele un poco el muñón o no puedes caminar del todo bien, pero no quieres ir en silla de ruedas, las muletas pueden ser un buen apoyo. Cámbiale los tacos por unos de mayor superficie, ganarás enormemente en estabilidad, reduciendo drásticamente las probabilidades de un resbalón por un mal apoyo de la muleta.    


PROTESIS (SUJECION)

En mi caso el sistema que utilizo es de pin, y los tornillos siempre los dejo puestos en los liners, de modo que no se pierdan nunca, y siempre están a mano. Existe otro sistema que es mejor, llamado por succión, aunque yo no lo he podido utilizar. La SS no lo cubre, pero por un poquito más, merece la pena si se puede costear, ya que la fijación que proporciona es mejor y, por tanto, redunda en una mayor estabilidad y menor sufrimiento del muñón.   

LINERS

Una vez más depende de las posibilidades económicas de cada uno. La Seguridad Social costea unos liners básicos pero, si se puede, de verdad que es una delicia elegir unos liners buenos, que llevarán mayor porcentaje de silicona, por lo que serán más moldeables, menos duros, y menos agresivos con la piel. Con una inversión pequeña (en relación al coste de la prótesis) se puede notar muchísimo la mejora que aportan.    


BANCO DE BAÑERA

Si tu casa dispone de bañera y no te planteas hacer obra para adaptarla, existen unas tablas en las ortopedias que se colocan (de quita y pon) sobre los bordes de la misma en la que sentarse para poder ducharse con comodidad.    

protesis de baño

Lo que sí habría que plantearse, unido al siguiente comentario sobre las prótesis de baño, es si merece la pena pagar un poquito más por una prótesis que se pueda mojar. Todo depende de si vives en la costa o en el interior, lo que te guste la playa (y obviamente bañarte), si vas a ir a la piscina a bañarte, si tienes hijos pequeños con los que quieras jugar dentro del agua… un montón de factores que hay que pensar, porque para hacer natación uno se las quita, así que hay que visualizar bien el uso que se le va a dar para luego plantearse si la relación coste/uso merece la pena. Si no, siempre se puede recurrir a la prótesis de baño básica que costea la Seguridad Social si se prevé que se le va a dar poco uso pero se desea tenerla porque en alguna ocasión sí que se va a usar   

Zapatillas de deporte

Ya tendremos tiempo para ir guapetones y bien conjuntados. Lo importante ahora es maximizar la facilidad para caminar, así que cómprate (si no las tienes) unas zapatillas lo más ligeras posible. Debemos reducir en la medida de lo posible el peso de las piernas que tenemos que arrastrar. Y, por ahora, no te preocupes si no te combina bien el calzado con el cinturón, el bolso, el reloj o las gafas de sol, no es el momento para ello. Tengamos paciencia y todo llegará, volveremos a ir guapos y conjuntados, pero eso no tiene que ser hoy. Un calzado ligero y la suela de goma que palie nuestra falta de movilidad en los tobillos (a no ser que tengas una prótesis biónica) es fundamental durante el aprendizaje.    

protesis (tipo)

 

 

Qué mundo más extenso. Siempre depende todo de la economía de cada uno y de la Comunidad Autónoma en la que viva. Desgraciadamente existen diferencias más que notables entre unas y otras sobre lo que se paga por parte de la Seguridad Social. Lo mejor en este tema es tener la cabeza fría y dejarse aconsejar muy bien tanto por el médico rehabilitador y el fisioterapeuta como por el prótesico que nos inspire confianza. Lo que hay que tener claro es que no a todo el mundo le irá bien lo mejor que haya en el mercado, depende de muchos factores: estilo de vida, condición física, edad, … y por supuesto, también las posibilidades económicas. Es decir, quizás podamos pagar una prótesis biónica, pero hay que saber que tienen un peso añadido que quizás no seamos capaces de mover o no nos adaptemos a ese tipo y prefiramos ponernos unos pies acumuladores de energía o una rodilla hidráulica que pese menos y para el uso que le vayamos a dar sea suficiente. No hay que volverse locos al principio, se debe ser consciente del uso que se le va a dar, si queremos caminar mucho o vamos a tener una vida sedentaria y no le vamos a sacar partido a una prótesis de última generación   


control de peso

Hemos citado la reducción del peso que transportamos en el apartado de las zapatillas, pero eso por supuesto también incluye el peso corporal. Hazte amigo de la báscula, e intenta no ganar peso y por el contrario, perder un poquito hasta alcanzar un peso saludable. Ten en cuenta que el peso de tu cuerpo tienes que trasladarlo, y si es mucho, te cansarás mucho más y tu independencia tardará mucho más en llegar y será más difícil conseguirla. Pero además de esto, cuanto más grueso esté uno, los muñones también engordarán, con todos los problemas que puede acarrear, los liners apretarán más, si es que no hay que cambiarlos. Pero además, si el muñón engorda debido a la grasa, se hará más blandengue y por tanto será más complicado que el liner se sujete y que la prótesis sea cómoda, ya que debemos apoyarnos sobre una superficie (el muñón) dura para poder caminar bien. Así que, debemos vigilar el peso, lo que no quiere decir que no nos podamos tomar un helado de vez en cuando y nos volvamos unos paranoicos, pero no engordar un montón de kilos por no cuidarnos.    

deporte

No hace falta volverse un enamorado del deporte si a uno no le gusta practicarlo, o por el motivo que sea no ha hecho nada nunca, pero es importante mantenerse activo, de modo que se conserve la musculatura y se mantenga en forma. Tengamos en cuenta que, a partir de ahora, vamos a tener que caminar arrastrando un "peso muerto", que es la prótesis. Aunque tengamos un poco de ayuda de la tecnología, por el tipo de prótesis que podamos llevar, no deja de ser algo que pesa sin musculatura, es decir, que no nos ayuda a dar el paso, sino que nos lastra. Por tanto, se debe uno concienciar de que para caminar bien hay que estar en buena forma. Y una buena manera puede ser ir a la piscina cuanto antes. En la sección de consejos deportivos puedes encontrar más recomendaciones, la natación vendrá un poco después, pero para empezar podría estar bien apuntarse a algunas clases de aquagym, o gimnasia en el agua, con o sin prótesis (si tenemos ya la de agua) en función de la situación de cada uno, si vuestra amputación es de uno o ambos miembros y tibial o femoral y de la oferta que haya en la piscina que encontréis. Dejaros aconsejar también por los fisios de la piscina (y siempre con el permiso del equipo de rehabilitación). Esto ayudará a coger mayor fuerza en las piernas, de modo que será menos difícil adquirir de nuevo el equilibrio en la bipedestación y posteriormente volver a caminar con mayor facilidad.


Un gimnasio también puede estar bien para recuperar tono muscular. Muchos de los casos de amputaciones llevan consigo un largo periodo en el hospital, tumbados sin moverse nada, y la musculatura se pierde muchísimo tanto en tren superior como inferior. Ir a un gimnasio ayuda mucho a regresar a la actividad. Una vez más, preguntemos al fisio o monitor que haya en el gimnasio y que nos recomiende una tabla de ejercicios para fortalecer en general: el core, que es importantísimo en el equilibrio, tren superior para manejar la silla de ruedas o muletas y no nos fatiguemos tanto y, por supuesto, tren inferior que la musculatura que nos queda tiene que suplir la que falta.
    

adaptacion vivienda

Una vez más, depende de las posibilidades económicas de cada uno. Pero es importante en especial en el baño, si se puede, poner una puerta corredera por la que se pueda pasar sin problema sentado en la silla de ruedas, ya que últimamente en las casas las puertas de los baños son más estrechas y sólo las sillas de ruedas más pequeñas y en el caso de que la puerta abra del todo (casi 180º), se podrá pasar a través de ellas. Además, la eliminación de la bañera es algo también recomendable ,ya que para ducharse si no hay que hacer una transferencia desde la silla a la tabla de bañera que puede ser peligrosa y susceptible de provocar caídas. Colocar una ducha sin plato, únicamente el suelo sin ningún escalón y una banqueta que se fije a la pared puede ser la solución más cómoda. 

adaptacion de vehiculo

Lo primero que se debe hacer para cumplir con la legalidad es comunicar a la D.G.T. nuestra nueva situación. Para ello, debemos dirigirnos a las oficinas de tráfico de nuestra ciudad y entonces nos citarán para pasar por un tribunal médico que será quien nos añada a nuestro carné de conducir las restricciones pertinentes, comenzando por un código identificativo de la(s) amputación(es) que tenemos junto con las adaptaciones necesarias en el vehículo que vayamos a conducir. Existen multitud de adaptaciones posibles para realizar en el vehículo que tengamos, como puede ser poner el acelerador a la izquierda, adaptar el embrague para hacerlo automático, todo depende de lo que nos digan en tráfico. En los talleres no suelen recomendar adaptar embragues, así que si se tiene la posibilidad, casi sería mejor adquirir un vehículo nuevo automático y realizar sobre él las adaptaciones necesarias sobre freno y acelerador. Muy importante: tras realizar la adaptación en el taller que sea, se debe directamente pasar la ITV antes de poder conducirlo, ya que las modificaciones suponen cambios en la ficha técnica que deben ser homologadas. Si no se hace, podrían multarnos e incluso inmovilizar el coche hasta que no se regularice la situación. Así que, conforme preveas que te van a entregar ya el coche adaptado, ve pidiendo cita en la ITV para que luego no se demore mucho el trámite, ya que en ocasiones es necesaria una revisión especial que tarda incluso más tiempo.

 

Se puede llegar a conducir un coche sin adaptar. Para ello, si te ves preparado, debes dirigirte a la DGT y solicitar que te realicen la prueba de conducción para la eliminación de las restricciones. Necesitarás contactar con una autoescuela para la realización de dicha prueba .   


podrias prescindir de...

protesis de baño

Este tema dependerá mucho del estilo de vida de cada uno, y de sus hábitos y aficiones. Plantéate si te merece la pena. Y es que si sólo la vas a utilizar para darte el capricho un día de poder ducharte de pie, quizás no merezca la pena. Piensa que, de todos modos, los muñones también hay que asearlos, y eso sí que no puede faltar, ya que cualquier piedrecilla, polvo, resto de cualquier cosa que se quede dentro, podría arañar la piel y provocar una herida que, o bien tardaría en curar por llevar el liner puesto que, al evitar la transpiración de la piel, podría llegar a macerar la herida, o bien hacer que no nos pongamos la prótesis durante unos días, lo que no sé si es peor. Así que, si vives en zona de playa y te gusta ir, sí que sería necesaria, o en caso de que tu casa/urbanización tenga piscina y tengas niños con los que bañarte. Pero creo que solo en estos casos yo me la haría. Para ducharse no creo que merezca la pena debido al necesario aseo de los muñones. Además, la prótesis de baño también requeriría la adquisición de nuevos liners ya que, si se mojan al hacer uso de ella, luego habría que disponer de otros si uno se quiere vestir antes de que se sequen. En caso contrario, la ropa y/o el lugar donde nos sentemos se pondría perdido de agua.

agarraderas de baño

El día que yo llegué a casa, una de las primeras cosas que hice fue acercarme a una tienda de bricolaje y comprar varias agarraderas para el baño. Resultó que al final ninguna de ellas la he usado prácticamente nunca. Por tanto, yo recomendaría tener un poquito de paciencia y dejar pasar unos días haciendo vida normal valiéndose por sí mismo para detectar lo que realmente se necesita y lo que no.

pinza de alcance

Sirve para alcanzar cosas que estén a mayor altura de la que podemos llegar desde la silla de ruedas. Con una buena planificación, no suele ser necesaria. Durante la primera época la usé un poco, pero mucho menos de lo que había pensado en un principio.    

covers / vestido de protesis

Es algo personal, y puramente estético. Tanto con pantalones largos, puesto que puede hacer más bonito el llevar la pierna entera y que no haga arrugas, como con pantalones cortos (o faldas), puede apetecer dar aspecto de pierna natural a nuestra prótesis. Otra opción son unos covers que pueden dar un toque de modernidad que hagan la prótesis más vistosa. El inconveniente que tiene el vestir las prótesis es que, además de que no lo receta la Seguridad Social y hay que abonarlo de nuestro bolsillo (esto también es aplicable a los covers), encima añade un peso a la prótesis que nos puede provocar cierta incomodidad y ponernos más dificultades de las que ya tenemos.