solicitudes de ayudas oficiales

  • Adaptación de vivienda: Se debe ir comprobando regularmente la web de cada Comunidad Autónoma, ya que las competencias en esta materia están transferidas y las ayudas dependen de cada una, y no las sacan todos los años, ni son de la misma cuantía, etc. Por tanto, debemos estar pendientes del tema para que no se nos pasen los plazos.
  • Adaptación de vehículo: El caso es muy similar al anterior, esta ayuda también depende de la Comunidad Autónoma y la cuantía suele ser muy inferior al coste de la adaptación. Se debe estar atento a los plazos para que no se nos pasen.
  • Prótesis: Tras la amputación, te derivarán a algún hospital para realizar la rehabilitación y ayudarte en el proceso de volver a caminar. La primera cita será con el médico rehabilitador, que te realizará una primera inspección y te dará cita con la unidad de fisioterapia para comenzar la rehabilitación. En esta primera cita te darán además las primeras pautas de actuación sobre todo lo que te puede ayudar en estos primeros momentos, como son vendajes, friegas con alcohol e incluso algunos consejos posturales para que luego el proceso de protetización sea menos complejo. Llegado el momento en el que ya estés preparado para comenzar con la prótesis, el médico rehabilitador te proporcionará una receta que te subvenciona un determinado coste de la prótesis. Lamentablemente, este valor es distinto en cada Comunidad Autónoma pero es igual para todas las personas independientemente de su edad, actividad física y condiciones personales. El caso es que con esa receta puedes ir a una ortopedia de tu libre elección para que te hagan la prótesis. Según la Comunidad, esta prótesis puede ser muy básica y merecer mucho la pena el mejorarla un poco (o un mucho), siempre teniendo en cuenta el nivel económico de cada uno. El caso es que el muñón puede variar mucho de tamaño (normalmente reducir), especialmente en los primeros meses del proceso. Así, además de la prótesis completa inicial, cada año se tiene derecho a un cambio de encajes, subvencionado por la Seguridad Social.
  • Tarjeta dorada RENFE: En caso de tener una discapacidad por encima del 65%, se puede solicitar esta tarjeta que tiene un coste de 6€ y vale para 1 año y nos da importantes descuentos en el AVE tanto para nosotros como para un acompañante. También la puedes obtener si tienes concedida una incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez, aunque en estos casos sería sólo para tí. Ver todo el detalle de las condiciones y descuentos de esta tarjeta en http://www.renfe.com/viajeros/tarifas/tarjeta_dorada.html