solicitudes de discapacidad y relacionados

  • Discapacidad: Es el primer trámite que debemos hacer, la solicitud de discapacidad. Es el paso previo para realizar otra serie de trámites, como la movilidad reducida, dependencia… Se debe solicitar en el Centro de Valoración que te corresponda, y es un proceso lento por lo general, así que hazlo cuanto antes. Si ves que la respuesta se retrasa, no dudes en ir allí de nuevo a pedir que, por favor, lo agilicen. Incluso puedes decir que no te manden la resolución por carta (puede llegar a tardar casi 1 mes más) y que irás tú a recogerla cuando la tengan, así que por favor que te llamen. Lo normal es que la discapacidad, sea cual sea el grado que te concedan, sea revisable a los 2 años. Es algo que nadie entiende en el caso de amputaciones, ya que las amputaciones no tienen posibilidad de mejora, pero así ocurre habitualmente.
  • Movilidad reducida: Unido a la discapacidad existe otro concepto llamado Movilidad Reducida, comúnmente conocido como "la tarjeta de aparcamiento". En la tarjeta de discapacidad (y en la resolución también), vendrá un campo que pone Movilidad Reducida con SI/NO en función de lo que nos hayan otrogado. Con ello, nos dan la tarjeta azul para el coche para poder aparcar en las plazas reservadas para usuarios de movilidad reducida (lo que todo el mundo conoce como "plazas de minusválidos"). Hay que tener en cuenta que la normativa sobre estas plazas es local, por lo que depende de cada ayuntamiento si se puede aparcar o no en zona azul gratuitamente, por ejemplo, así que debemos informarnos bien en cada localidad sobre los derechos y deberes relacionados con las tarjetas de aparcamiento. Eso sí, ni fotocopiar, ni prestar, ni que aparquen los familiares o amigos ya que, si nos quejamos de la gente que aparca sin derecho a ello, no debemos hacer nosotros lo mismo.
  • Dependencia: Aunque nos encontremos bien y nuestra idea sea ser autosuficientes en el mayor grado posible, hemos de pensar que en un futuro, conforme vayamos cumpliendo años, seremos menos independientes, o incluso habrá días que por heridas, llagas, dolores, etc. no podamos ponernos las prótesis y, por tanto, esos días es posible que necesitemos ayuda para realizar las tareas más básicas. O si ocurriera cualquier sorpresa, por poner un ejemplo extremo, se produce un incendio en la casa/edificio y no tenemos tiempo para ponernos las prótesis y tenemos que ir en la silla, pero los ascensores en esos casos no se pueden usar. En conclusión, creo que es recomendable solicitar la dependencia desde el primer momento porque, aunque nos concedan el grado I (el menor de ellos), en un futuro es más sencillo solicitar un agravamiento que comenzar el trámite desde el principio. Si ya lo tenemos hecho, eso que tenemos ganado de gestiones y tiempo.
  • Familia numerosa: Tras la resolución de la minusvalía, cambian los parámetros por los que podemos pasar a ser familia numerosa. En caso de que el minusválido sea uno de los padres, contará como 2 miembros en caso de que el porcentaje de minusvalía concedido sea igual o superior al 66%, es decir, pasaría a ser familia numerosa con 2 hijos. En el caso que el minusválido sea uno de los hijos, se concederá la declaración de familia numerosa a aquella que tenga 2 hijos si el porcentaje de minusvalía dado es a partir del 33%.